2.6.09

La transportadora



A menudo pensaba que había muerto y que se encontraba en el purgatorio, expiando sus pecados. La transportadora era una joven, licenciada, que había envejecido recorriendo una mañana tras otra, el mismo camino, como si se tratara de una condena a cumplir por el resto de sus días. Intentaba aliviar la pesada carga, pensando que aquel ir y venir acabaría algún día, cuando ya no despertara al alba, echara sobre sus espaldas una enorme sábana que envolvía su porvenir y el de su familia, y no tuviera que pelearse cada vez que cruzaba la frontera, con otra mujeres, que como ella, solo trataba de ganar dinero para mantener a su familia.
La transportadora llevaba sobre sus espaldas un cúmulo de decisiones que la habían situado en aquella coyuntura. Era mas joven de lo que aparentaba, pero sus huesos, molidos por el peso y la presión de su vida, le habían provocado una vejez prematura. Llevaba a sus espaldas el futuro de sus seres queridos y por ellos sería capaz de sortear cualquier obstáculo...

1 comentario:

  1. Me encanta el blog. Ánimo y seguid así. Bs

    ResponderEliminar